Omarkitos y Las Semillas de Oro

cuento omarkitos y las semillas de oro
cuento omarkitos y las semillas de oro

Un día iban caminando, por el valle central de Costa Rica, Omarkitos con sus padres y sus cinco hermanos. De pronto, empezó a llover torrencialmente y el rio cercano aumentó su caudal cubriendo el área por donde ellos caminaban. Esto ocasionó que la familia de Omarkitos cruzara con dificultad el rio. Solamente Omarkitos pudo agarrarse del tronco de un pequeño árbol y esto impidió que el rio lo empujara. Después que paso la tormenta Omarkitos empezó a llorar ya que se sentía triste y solo. Se le apareció un conejo gigante que le preguntó; – ¿Qué te pasa, porque lloras? –

–          Mis padres y hermanos cruzaron el caudaloso rio – le respondió el afligido niño – Ahora tengo mucho frio y mucha hambre –

–          Puedes alimentarte del fruto de ese pequeño árbol que te cobija. Es un árbol de micro mangos y son los más pequeños de la región. Son los más sabrosos. No botes las semillas. Espera que alguna de ellas brille. Cuando esto pase, recógelo y en tus manos esa semilla se convertirá en oro solido. Son pocos los afortunados que pueden enriquecerse con estas semillas – le dijo el conejo.

–          ¿Dónde estoy? – preguntó Omarkitos.

–          Estas en la región del Castillo de Micromango y yo soy Odronoz, el rey de los conejos gigantes –

Omarkitos tenía tanta hambre que casi no podía poner atención a las palabras del rey y las semillas se iban acumulando en la yerba. Odronoz observó que una semilla estaba brillando. Rápido le dijo al niño que la tomara en sus manos. Cuando Omarkitos lo tuvo en su mano la semilla se convirtió en oro. (more…)

Read More

Shopping cart

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Continue Shopping