cuento para ninos regalo de dios

Regalo De Dios

cuento para ninos regalo de dios
Cuento Para Niños – Regalo de Dios

En el año 1927 mis padres, Eduardo Méndez y doña Juana Torres, vivían en una barriada de Lima, Perú.

Ellos tenían dos hijas, Hermelinda y Judith. Para tener una mejor oportunidad de vida mi padre consiguió una parcela en las afueras de la ciudad y pudo construir con gran sacrificio una rustica casita de madera.

Aun así las cosas empeoraron y el decidió nuevamente embarcarse. Ya él había hecho dos viajes a Europa y Asia, esta vez solo necesitaba conseguir trabajo como marino mercante.

Habló con mi madre y le dijo;

– Juanita he conseguido un trabajo como timonel en un velero. Iremos hasta África y Europa. No te faltara nada porque ya di instrucciones para que ellos en la oficina te den parte de mi salario todos los meses. Regresaré en Diciembre de 1928. –

Según me cuenta mi madre, ella le dijo; – Eduardo, estamos en el mes de Mayo y tengo 2 meses de embarazo. Es muy probable que el niño nazca a tu regreso –

–          No te preocupes Juanita. Me comunicaré contigo a través del telégrafo y así podremos hablar sobre esta hermosa llegada – dijo mi padre.

Pasaron los meses y ya se acercaba las navidades. Un día mi madre se levantó con dolores de parto y doña Celestina, experta partera, empezó a atender a mi madre. En el barrio, El Pedregal, todo el mundo la conocía. Después de unas horas nací yo el 25de Diciembre a las 11 y 50 de la noche del 1928. Ya las palomas del solar se acercaron a la puerta de la casa. Igual lo hiso la cabrita mascota de don Virgilio y el gallo del corralón cercano que siempre cantaba despertándonos a la 5 de la mañana. Esta vez cantó a las12 de la noche. La Luna alumbraban los rosales y los capullos se abrían con hermosos pétalos, sonriendo a el paisaje. (more…)

Read More

El Osito Pardo y El Salmón

cuentos infantiles osito pardo y el salmon

En una región lejana de Canadá un osito pardo observaba como su amigo el salmón regresaba al lago donde nació después de un largo viaje hasta el mar. Después de saludarlo le pregunto; – ¿Cómo te fue en el océano Pacifico? –

–          Si tú supieras que hermoso es el mar. Parece un rio ancho y grande. Hay muchos veleros, arena y palmas donde van muchos seres a disfrutar de un sol radiante. Yo tenía muchos amigos con quien jugaba en las profundidades y las olas del mar. Después de un tiempo extrañaba el lugar donde nací, por eso he regresado –

–          Me gustaría conocer ese lugar – anhelo el osito

–          Puedes ir nadando con mi hijo en el próximo viaje – le hablo el salmón.

Osito pardo se fue corriendo para hablar con su padre para decirle que quería viajar y conocer el mar.

–          ¿Con quién vas a ir? – pregunto papa oso. (more…)

Read More

cuento para ninos el condor y el pajaro carpintero andino

El Condor y El Pájaro Carpintero Andino

cuento para ninos el condor y el pajaro carpintero andino
El Condor y El Pájaro Carpintero Andino

Estaba volando el cóndor llevando en su pico ramas de árboles para ir terminando su nido que estaba ubicado en lo más alto de un pino. De pronto hubo un temblor y una roca se deprendió cubriendo el nido. Desesperado, el cóndor pedía ayuda. Solo el pájaro carpintero andino se acerco.

–          ¿Qué te pasa amigo? – preguntó el pájaro.

–          Observa lo que hay en mi nido –

–          ¿Cómo cayo esa piedra?

–          Se desprendió de la montaña y es tan pesada que no la puedo sacar. Ayúdame – rogaba el cóndor. (more…)

Read More

La Pantera y El Ave Ibis

La Pantera y El Ave Ibis

La Pantera y El Ave Ibis
La Pantera y El Ave Ibis

De Siberia venia volando el ave ibis hacia el sur de la China donde había ricas tierras de cultivo. Miles de trabajadores sembraban y recogían arroz. Mientras estos obreros trabajaban, en el tronco de un árbol frondoso dormía una pantera.

–          Pantera amiga, he viajado desde el norte y quiero descansar en las ramas de ese árbol donde tu estas – dijo el Ave Ibis

–          ¿Porque vienes del norte? – preguntó la pantera.

–          Siempre viajo por estas planicies y a otros lugares sirviendo al emperador Ming. Llevándole flores de loto, para adornar los jardines del palacio. También guio a los osos panda, hasta regiones donde crece el bambú, donde ellos se alimentan de estos arbustos. Así lo protegemos y evitamos su extinción. Por orden del emperador debo ayudar a los trabajadores del arroz – dijo el Ave Ibis. (more…)

Read More

Shopping cart

0
image/svg+xml

No products in the cart.

Continue Shopping